¿Ya no te queda el cinturón del auto?

De los factores de riesgo más relevantes para un deterioro sostenido de la salud está el sedentarismo o la falta de ejercicio y si a eso se le suma una dieta rica en grasas y pobre en frutas, verduras y fibra el desenlace puede ser fatal. 

Combatir el sedentarismo es algo que con un simple cambio en el estilo de vida puede corregirse; pero una cosa es decirlo y otra muy distinta es hacerlo.

Hay trabajos que por su propia esencia hacen que la gente sea sedentaria, uno de esos es el ser transportista. Conducir durante horas y hacerlo todos los días, es una actividad que deja poco espacio para el ejercicio, alrededor del 75% de los conductores sufren de dolores en la espalda y eso es algo que va disminuyendo su vida productiva y terminan con una vejez con una calidad de vida muy baja, acusados por el dolor y bajo el imperio de fármacos que les permiten sobrellevar lo que les queda de vida.

Los trastornos a nivel cardiovascular, la osteoporosis, el síndrome metabólico, las várices, todo conspira para que la vida se vuelva un verdadero suplicio. Los conocedores de la materia recomiendan hacer ejercicio una vez al día por lo menos durante 40 minutos ininterrumpidos y no importa el trabajo que hagas, es una cuestión querer tener una buena salud, sin ella no se tiene nada, ni siquiera se puede trabajar.

conduciendo

El renting le ha permitido a más personas acceder a este tipo de trabajo como una forma de obtener los ingresos necesarios para la subsistencia y en otros para desarrollar empresas, en ambos casos se sabe que hay que trabajar muy duro; pero trabajar duro no quiere decir destruir tu vida, eso es algo que no tiene sentido. Por fortuna la industria automotriz está constantemente desarrollando innovaciones y muchas de ellas tienen que ver con los asientos de los autos, trabajan para que sean lo más ergonómicos posible, es decir que se adapten a la anatomía humana; pero eso no es suficiente, el conductor debe también poner su grano de arena.

hombre con ropa deportiva

¿Qué harías con una herramienta que ya no funciona bien? ¿Y si te dijera que esa herramienta bien usada y bien cuidada pudiera durar mucho más tiempo, te gustaría saber cómo hacerlo? Una vez que supieras cómo hacer que se mantenga en buenas condiciones por más tiempo ¿Harías lo necesario para lograrlo? Te apuesto a que sí. Eso es exactamente lo que debes hacer con tu cuerpo, debes aprender a tratarlo adecuadamente para que te funcione bien hasta que llegue el final, seguro no querrás desde los 60 años pasar el resto de tus días a medio caminar, sin dejar de sentir dolor, durmiendo mal y teniendo que ser ayudado para realizar tus necesidades más básicas.

Nadie dice que sea algo sencillo de lograr; pero si sabes cuál es el resultado por no hacerlo, creo que lo sensato es comenzar ahora y no tienes que ir a un gimnasio para hacerlo, solo necesitas caminar, con un calzado adecuado, mover tu cuerpo mientras caminas y hacerlo de manera continua, además puedes hacer un esfuerzo con tu dieta, bajar la grasa y aumentar la fibra y los vegetales.